Conservas Gallegas Xantariño

En nuestro obrador gourmet elaboramos conservas artesanas de la máxima calidad. Para ello utilizamos los mejores mariscos de las Rías Gallegas:

Mejillones en escabeche gourmet:

Utilizamos mejillones de la Ría de Arosa para elaborar nuestras conservas gourmet de mejillones en escabeche. Nos diferencia
el empleo de escabeche sin sulfitos, utilizando para ello vinagre ecológico.

Berberechos al Natural de tamaño grande:

Empleamos Berberechos de la Ría de Muros ya que se consideran por su sabor, tamaño y textura los mejores berberechos de las rías gallegas. Después del proceso de depuración y esmerado desarenado, los abrimos al vapor en pequeñas tandadas para separar con delicadeza la concha de la vianda. El sabor del jugo de nuestras conservas es tan delicioso como los propios berberechos.

Almejas en conserva:

Almejas de la Ría de Arosa y de Muros. Para disfrutar, al natural o en nuestra salsa a la marinera, de este excelente producto de nuestros mares.

Conserva de Pulpo Gourmet:

Conserva de Pulpo en Aceite de Oliva Virgen Extra.  Un pulpo en conserva delicatessen. Nuestro “secreto”: Emplear pulpo de la mejor calidad, con un aceite premium y cocinarlo el  tiempo adecuado para que no se desprenda la piel y guarde la textura y sabor característicos de este manjar del mar.

Patés artesanos:

Nuestros patés de calidad premium se caracterizan por estar elaborados con recetas naturales que no llevan ni aditivos ni sucedáneos.

  • Paté de Sardina al Albariño.
  • Paté de Pulpo a la Gallega.
  • Paté de Mejillones con Queso Tetilla D.O.P.

¿Dónde comprar nuestras conservas gourmet?

Conservas Gallegas Xantariño está presente en las mejores tiendas gourmet. También puede comprar nuestras conservas en nuestra tienda online. Si usted quiere conocer su punto de venta más cercano, o si es el propietario de  una tienda gourmet y desea recibir información, puede solicitarlo a través de nuestro formulario de contacto.


Conservas Artesanas de Galicia

Elaboramos nuestras conservas de una forma totalmente artesanal, colocando ordenadamente y a mano todas las piezas, una por una, en los tarros de cristal. Así evitamos que se rompan y conseguimos que todos los botes tengan la misma calidad. Evidentemente esto nos lleva mucho tiempo, pero … ¡Merece la pena!