Aceite de Oliva

Beneficios del aceite de oliva sobre nuestra salud.

La fritura de los alimentos mediante grasas siempre ha sido una de las técnicas más utilizadas a la hora de cocinar. Pero su utilización es controvertida debido a los efectos que tienen para nuestra salud. Esto se debe a que al freír un alimento se alcanzan grandes temperaturas, que hacen que se oxiden los lípidos y se formen compuestos tóxicos relacionados con enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, hay estudios que demuestran que comer alimentos cocinados con aceite de oliva es saludable para nuestro organismo.

Entre sus beneficios más importantes podemos destacar:

1.- El Aceite de Oliva es rico en grasas monoinsaturadas (las más resistentes al calor).

Comparado con otros aceites usados para cocinar: Oliva: 77%, Maíz: 25% y Girasol: 20%

2.- Es un poderoso antioxidante.

Contiene una gran cantidad de antioxidantes que nos ayudarán a luchar contra el envejecimiento prematuro.

3.- Tiene propiedades anticancerígenas.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aceite de oliva contiene varios componentes (escualeno, terpenoides y oleocantal) capaces de matar las células cancerígenas.

4.- Ayuda a mantenernos en nuestro peso ideal.

Numerosos estudios sobre los alimentos que componen la dieta mediterránea, entre ellos el aceite de oliva, demuestran que su consumo, en lugar de comer con otras grasas, tiene consecuencias favorables para evitar el sobrepeso.

5.- Tiene propiedades antiinflamatorias.

Gracias a que es rico en “oleocantal” (compuesto responsable del sabor picante del aceite) nos ayuda a reducir los dolores asociados a la inflamación de articulaciones y músculos. Su funcionamiento es similar al ibuprofeno, un fármaco antiinflamatorio.

Aceite de Oliva: Beneficios para el estómago.

Desde la antigüedad, el aceite de oliva se utilizó como remedio para curarnos de trastornos digestivos.

El aceite, cuando llega al estómago, reduce el riesgo de reflujo de los alimentos y el jugo gástrico desde el estómago hasta el esófago. También ayuda a reducir la motilidad gástrica, haciendo que el contenido del estómago se libere más lentamente, dando así una mayor sensación de saciedad y favoreciendo la digestión y absorción de nutrientes en el estómago.

Otro de los efectos del aceite de oliva es que es un colagogo: sustancia que facilita la liberación de la bilis almacenada en la vesícula biliar unido a una acción purgante del intestino. En consecuencia estimula la eliminación de los lípidos ya que están emulsionados por la bilis y previene la aparición de cálculos biliares.

Cuando tomamos aceite de oliva se produce una pequeña secreción por parte del páncreas, lo que hace que este órgano se ralentice un poco, pero lo suficiente como mantener de una manera eficaz y suficiente para llevar a cabo todas sus funciones digestivas. Por eso se recomienda incluirlo en las dietas de personas con insuficiencia pancreática, fibrosis quística o síndromes de malabsorción.

El aceite de oliva contiene sitostesrol, que ayuda a prevenir la absorción de colesterol en el intestino delgado.

Por lo tanto el aceite de oliva se digiere y absorbe con facilidad. Y tiene un ligero efecto laxante que ayuda a prevenir el estreñimiento.

Aceite de Oliva en Ayunas

Tomar una cucharada de aceite de oliva nos puede ayudar debido a sus numerosos beneficios: mejora del funcionamiento del sistema digestivo, reduce la aparición de cálculos en la vesícula, nos ayuda a controlar nuestro peso por su efecto saciante y es un potente antioxidante.

También se puede tomar en crudo con cualquier alimento: con pan, en ensaladas, … Siempre es mejor utilizar aceite de oliva virgen extra, ya que éste conserva todas las propiedades de la oliva.

Composición del aceite de oliva

Información de composición (por 100 gramos):

Componente Valor Unidad
energía, total 3696 (887) kJ (kcal)
grasa, total (lipidos totales) 99.9 g
proteina, total 0 g
agua (humedad) 0.1 g
Hidratos de Carbono
fibra, dietetica total 0 g
carbohidratos 0 g
Grasas
ácido graso 22:6 n-3 (ácido docosahexaenóico)
ácidos grasos, monoinsaturados totales 71 g
ácidos grasos, poliinsaturados totales 11.93 g
ácidos grasos saturados totales 17.06 g
ácido graso 12:0 (láurico)
ácido graso 14:0 (ácido mirístico) 0.01 g
ácido graso 16:0 (ácido palmítico) 14 g
ácido graso 18:0 (ácido esteárico) 2.75 g
ácido graso 18:1 n-9 cis (ácido oléico) 69.16 g
colesterol 0 mg
ácido graso 18:2 11.28 g
ácido graso 18:3 0.69 g
ácido graso 20:4 n-6 (ácido araquidónico)
ácido graso 20:5 (ácido eicosapentaenóico)
Vitaminas
Vitamina A equivalentes de retinol de actividades de retinos y carotenoides 3 ug
Vitamina D 0 ug
Viamina E equivalentes de alfa tocoferol de actividades de vitámeros E 12 mg
folato, total 0 ug
equivalentes de niacina, totales 0 mg
riboflavina 0 mg
tiamina 0 mg
Vitamina B-12 0 ug
Vitamina B-6, Total 0 mg
Vitamina C (ácido ascórbico) 0 mg
Minerales
calcio 0 mg
hierro, total 0 mg
potasio 0 mg
magnesio 0 mg
sodio 0 mg
fósforo 0 mg
ioduro 0 ug
selenio, total 0 ug
zinc (cinc) 0 mg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *